Destino

Distante, fría, como el hielo.     

Una luna clara brillaba en el rostro del hada.

El hada iluminaba la luna y la luna iluminaba la noche.

Sopló una suave brisa violeta, con aroma a lavanda. Sopló el hada.

La mente del hada era el viento,

La luna clara su alma,

La oscuridad su tristeza.

Que en la noche ocultaba.

También guardaba un secreto,

En la profundidad olvidada.

Ví alas liberarse en noches tristes imaginando nostálgicas ascender.

Ascender hacia el alba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s